3 Historias verdaderas inspiradoras del perdón

3 Historias verdaderas inspiradoras del perdón

Cuando somos perjudicados de una forma u otra, es fácil sentir odio o ira. Sin embargo, la verdadera fuerza proviene de encontrar el perdón dentro de nosotros mismos y dejarlo ir.

De todas las emociones y pensamientos que pasan por nuestra mente después de un evento desgarrador o desgarrador, el perdón suele ser el último. A menudo sentimos consternación y enojo, y preguntamos "¿Por qué a mí?". Todos estos son perfectamente naturales, pero ninguno de ellos nos permite avanzar y olvidar lo que nos ha marcado. A veces puede parecer casi imposible perdonar a quienes nos han perjudicado y seguir adelante con nuestras vidas, pero en realidad es la única forma de avanzar. El perdón es lo único que realmente nos liberará del pasado y nos permitirá reconstruir nuestras vidas.

Para mostrarle que el perdón es posible, no importa cuán angustiosa sea la situación, aquí hay tres mujeres increíbles y sus historias personales de perdón ...

# 1 Rachelle Friedman Chapman

FuenteFuente

En 2010, y en la noche de su despedida de soltera, Rachelle Friedman Chapman sintió que lo tenía todo. Estaba llena de entusiasmo por la vida, se casaría con su maravilloso novio Chris Chapman en menos de un mes y se dirigía a celebrar su próximo matrimonio con todos sus amigos. Mientras pasaba el rato junto a la piscina, uno de los amigos de Friedman la empujó juguetonamente al agua pero, en solo unos segundos, la inocente travesura salió trágicamente mal. Friedman cayó primero en el extremo poco profundo de la cabeza de la piscina y, al impactar, rompió dos de sus vertebrados. El accidente paralizó instantáneamente a Friedman del pecho hacia abajo.


Milagrosamente, hasta el día de hoy, Friedman sigue siendo tan positivo como siempre. Estaba decidida a que el accidente no cambiaría su vida y se retiró de la depresión para vivir la vida que siempre tuvo. Un año después, ella cumplió su sueño de casarse con Chris. Increíblemente, Friedman y el amigo que la empujó todavía están tan cerca como siempre. Ella explica: "Sé que es difícil de creer, pero nunca tuve que perdonarla porque realmente nunca la culpé".

# 2 Christy Little Jones

FuenteFuente

Habiendo estado casada con su esposo durante 10 años y siendo madre de sus cuatro hijos, Christy Little Jones creía que ella y su pareja Adrian estaban felizmente casados. Sin embargo, todo eso se derrumbó a su alrededor cuando recibió un correo electrónico que decía: No me conoces, pero ya no estoy saliendo con tu marido ... Lamento cualquier dolor que haya causado a tu familia. En un instante, el mundo de Jones se derrumbó.

Jones se enfrentó a su esposo de inmediato y, aunque al principio lo negó, en cuestión de minutos admitió el asunto y le rogó que lo perdonara. Jones estaba devastado y dice: "Fue difícil para mí no decirle a Adrian que habíamos terminado y hacer que le doliera tanto como yo".


Sin embargo, muy pronto, la cabeza de Jones se aclaró y se dio cuenta de que tenía dos opciones: luchar por su matrimonio o comenzar una nueva vida. Al final, después de que Adrian quedó completamente limpio y le contó todo, incluso cómo había terminado recientemente el asunto de cuatro meses, Jones tomó la decisión consciente de perdonar a su esposo. Hoy, Jones admite: "Perdonarlo fue lo más difícil que he tenido que hacer" y "Seguimos trabajando en cuestiones de confianza", pero sostiene que su matrimonio es más fuerte que nunca. La pareja incluso recientemente renovó sus votos matrimoniales demostrando que Jones tomó la decisión correcta para sí misma, incluso si otros pueden cuestionarlo.

# 3 Renee Napier y Mary Dickson

FuenteFuente

Perder a un hijo es la peor pesadilla de todos los padres, pero para Renee Napier y Mary Dickson es la realidad. En mayo de 2002, sus hijas Meagan Napier (20) y Lisa Jo Dickson (20) fueron golpeadas por un conductor ebrio y asesinadas al instante. Si bien al principio el dolor de las madres era casi insoportable, sus hijas estaban decididas a hacer lo correcto y ayudar a los demás. Se lanzaron a su organización local Mothers Against Drunk Driving (MADD); Napier incluso financiado La Fundación Meagan Napier para promover una conducción segura y, en última instancia, salvar vidas.

Si bien habría sido fácil para las madres odiar al conductor ebrio Eric Smallridge por el resto de sus vidas, eligieron tomar una ruta diferente. Lo perdonaron por quitarle la vida a sus hijos. Mientras cumplía su condena, a Smallridge se le permitió acompañar a Napier a algunos de sus eventos para hablar en MADD y compartir su historia suplicando a otros que no cometieran sus errores. Queriendo mostrar cuán profundo era su perdón y transmitir su mensaje aún más, Napier y Dickinson pidieron la liberación anticipada de Smallridge para prisión y, en última instancia, ganaron.

Si bien estos increíbles actos de perdón pueden ser difíciles de imaginar para algunos de nosotros, han ayudado a las mujeres involucradas a recoger las piezas de sus vidas rotas y vivir pacíficamente contra viento y marea. El perdón no siempre es la ruta más fácil, pero al final suele ser la más gratificante.

Foto de portada: www.rachellefriedman.com

10 Grandes Ejemplos de Éxito Después del Fracaso (Diciembre 2022)


Etiquetas: perdon personas inspiradoras

Artículos Relacionados