9 semillas para incorporar en su dieta para el crecimiento del cabello y un mejor cuerpo

9 semillas para incorporar en su dieta para el crecimiento del cabello y un mejor cuerpo

¿Luchas con tu régimen de pérdida de peso o tienes problemas de crecimiento del cabello? Pruebe una o todas estas 9 poderosas semillas llenas de nutrientes que la naturaleza nos ha bendecido.

Lo has intentado todo o tal vez no lo has hecho. Cualquiera sea el caso, si sus objetivos de salud incluyen un mejor cuerpo y mechones brillantes y exuberantes, ¡aquí hay nueve semillas que debe agregar a su dieta ahora!

Las semillas provienen de diferentes tipos de plantas y han pasado por un proceso extenso en la naturaleza. Este proceso está diseñado para llenarlos con ácidos grasos esenciales, vitaminas, minerales y nutrientes para el cuerpo humano.

Puede obtener muchos componentes alimenticios de semillas como el aceite, la pasta y el polvo. Sin embargo, no todas las semillas se crearon de la misma manera y no todas son comestibles.


También funcionan de diferentes maneras y las nueve mejores semillas resaltadas a continuación se pueden usar de diferentes maneras para garantizar una mejor salud y crecimiento del cabello.

6 razones por las que las semillas comestibles son buenas para ti

  1. Son naturales y sin procesar. Una planta entera, que probablemente uses para cocinar, proviene de una pequeña semilla. Imagine la cantidad de energía que se acumula en la pequeña semilla de la que proviene una planta completa.
  2. Contienen suficientes proteínas, carbohidratos y otros nutrientes esenciales para nutrir el cuerpo y los folículos.
  3. Añaden sabor y esencia a cualquier plato.
  4. Se están llenando y hacen un gran refrigerio.
  5. Son una adición adecuada a cualquier dieta cruda, vegana y sin gluten.
  6. Las semillas mejoran la función del cerebro y del sistema inmunitario, ayudando a su cuerpo a optimizarse internamente.

¿Qué tipo de semillas son comestibles?

1. Semillas de chía

semillas de chia


Estas son una de las semillas más saludables que existen. Se originan en América del Sur y fueron parte de la dieta maya y azteca. Por lo general, son blancos y negros, y están cargados de proteínas y ácidos grasos omega-3, así como fibra.

Las semillas de chía pueden ser un componente útil en un programa de pérdida de peso debido a su capacidad de hincharse cuando se sumergen en agua, que llena la barriga más rápido. Se pueden absorber tal como están y no necesitan ser molidos o procesados ​​para ser ingeridos.

Las semillas de chía aumentan la energía y ayudan en la formación de huesos y cartílagos más fuertes a través del calcio. Si bien son caros, siguen siendo una de las mejores semillas para incluir en su dieta.


También se pueden usar como sustitutos de los huevos para hornear y otros platos. Esta es una de mis semillas favoritas, pero no me importa demasiado el sabor, así que siempre la mezclo en batidos para enmascararla.

2. Semillas de lino

semillas de lino

Se cultivan más comúnmente y están disponibles que las semillas de chía, y generalmente son de color marrón o amarillo y contienen tantos nutrientes como las semillas de chía, incluidos los lignanos y los micronutrientes importantes como el hierro y el zinc.

A diferencia de las semillas de chía, necesitan ser molidas antes del consumo para que el cuerpo las digiera y utilice sus nutrientes. También deben refrigerarse después de la molienda para que no se pongan rancios.

3. Semillas de cáñamo

semillas de cáñamo

Consideradas como una proteína completa y un superalimento, las semillas de cáñamo son ricas en ácidos omega-3 y omega-6, fibra, hierro, zinc, magnesio, cobre y potasio.

Cuando se trata de la salud del cabello, estos componentes adicionales entran en juego: vitaminas B, D y E, caroteno, azufre, fósforo, enzimas y aminoácidos esenciales.

Las semillas de cáñamo son un excelente reemplazo para las barras energéticas menos los azúcares y cualquier otro aditivo no saludable. También contiene albúmina, que es similar a la que se encuentra en las claras de huevo. Se digieren más fácilmente que los alimentos con proteínas regulares como la carne, los huevos, el queso, etc.

4. Semillas de sésamo

semillas de sésamo

La planta de sésamo se cultiva en regiones tropicales de todo el mundo y crece en vainas. Vienen en varios colores diferentes, siendo el blanco el más común. Contienen omega-6, vitaminas B1, B2, B3, B6, calcio, cobre, ácido fólico, hierro, magnesio, manganeso, potasio, zinc, ácido linoleico, proteínas y fibra.

Además, contienen dos nutrientes especiales conocidos como sesamina y sesamolina, que pertenecen a la familia de los lignanos. Ayudan a reducir el colesterol y a prevenir la presión arterial alta.

Esta sustancia también le da a las semillas una vida útil inusualmente larga. Añaden un sabor a nuez y un delicioso crujido a los platos y funcionan especialmente bien para espolvorear sobre productos horneados. También son el ingrediente principal de Tahini (pasta de sésamo), un famoso plato del Medio Oriente.

5. Semillas de girasol

semillas de girasol

Estas semillas son producto del conocido girasol, que es como un rayo de sol. Originalmente se cultivaron entre los nativos americanos, pero los misioneros los trajeron de regreso a Europa. Son ricos en cobre, ácido fólico, manganeso, fósforo, magnesio, vitaminas B1, B2, B3, B5, B6 y cobre.

Los nutrientes adicionales, que hacen que las semillas de girasol sean excelentes para el crecimiento saludable del cabello, incluyen selenio y vitamina E. Las semillas de girasol están disponibles sin cáscara o sin cáscara. Al igual que las semillas de lino molidas, son propensas a ponerse rancias rápidamente, por lo que deben almacenarse en un recipiente hermético y / o refrigerarse.

6. semillas de calabaza

semillas de calabaza

Vienen de la parte interna de la calabaza, son de color verde claro y son una fuente importante de zinc, que es importante para aumentar la inmunidad. También contienen ácido fólico, vitaminas B1, B2, B3, B5, B6, vitamina E, cobre, hierro, magnesio, manganeso, fósforo, potasio, selenio, omega-6, proteínas y fibra. Las semillas de calabaza son un ingrediente culinario común en México y también se llaman pepitas.

7. semillas de granada

semillas de granada

Estas semillas se encuentran en la parte interna de la gran fruta roja del mismo nombre, que se cultiva en el Medio Oriente, África tropical, partes de Asia y América del Norte. Cada fruta puede contener hasta 600 semillas envueltas individualmente en una pequeña pulpa roja en forma de cápsula conocida como arils.

A diferencia de la mayoría de las semillas en este artículo, las semillas de granada se pueden comer una vez que la fruta se abre en rodajas, y no es necesario secarlas ni procesarlas de ninguna manera, aunque pueden ser sucias.

La pulpa y las semillas son las únicas partes comestibles de una granada. Las semillas son bajas en calorías pero altas en fibra, potasio, vitaminas C y K y ácido fólico. Las semillas de granada también son ricas en antioxidantes.

8. semillas de amapola

semillas de amapola

Estas semillas en forma de riñón se encuentran dentro de la flor de adormidera que crece en el Mediterráneo, Europa y ciertas partes de Asia. Las semillas se obtienen después de que la vaina de la semilla se haya secado, dejándola libre de cualquier efecto narcótico.

Se pueden consumir tal cual o molidos según las preferencias personales. Contienen ácido oleico y linoleico, fibra, vitamina B, hierro, cobre, potasio, manganeso, magnesio y zinc.

9. semillas de mostaza

semillas de mostaza

Estas semillas pueden ser amarillentas, negras o blancas y provienen de 3 tipos de plantas de mostaza cultivadas en Europa y Asia. El sabor y el olor son distintivos y picantes. La semilla de mostaza es una excelente fuente de ácidos grasos omega-3, selenio, manganeso, fósforo, magnesio, cobre y vitamina B1.

La mejor manera de incluir semillas comestibles en su dieta

  1. Las semillas crudas y sin procesar son las mejores para el consumo. Todos los nutrientes naturales permanecen contenidos en las semillas y su cuerpo y cabello obtendrán lo mejor de esta manera.
  2. Asar ligeramente las semillas antes de consumirlas. Hágalo usted mismo ya que las versiones disponibles comercialmente se han tostado a altas temperaturas, lo que habrá destruido los nutrientes naturales. Puede condimentarlos ligeramente con chile y sal después de asarlos.
  3. Deshidrate las semillas antes del consumo, recordando mantener la temperatura por debajo de 115 grados.
  4. Espolvorea sobre tostadas, galletas, pasteles, ensaladas, alimentos horneados en general, postres y platos fritos.
  5. Mézclalos con tus batidos.
  6. Agregue algunas semillas molidas a los platos antes de hornear. Puede probar uno a la vez para decidir cómo le gusta el resultado final y qué semilla sabe mejor.

Consejos para comprar y comer semillas comestibles

  1. Mezcle diferentes semillas para obtener la gama completa de beneficios de todas ellas.
  2. Cómelos con moderación. Más no significa que trabajarán más rápido.
  3. Siempre asegúrese de comprar semillas frescas para garantizar la longevidad.
  4. Si compra en un contenedor en un supermercado, huela las semillas primero. Por lo general, puede saber si están frescos o si han estado en el contenedor por un tiempo.
  5. Mantenga todas las semillas en recipientes herméticos y guárdelas en un lugar fresco.
  6. Revise las semillas en busca de signos de una cáscara rota antes de comprar.

Hay otras semillas en el mercado, pero las más comunes y las mejores son las que se analizan en este artículo. Incluirlos en su dieta asegurará que alcance sus objetivos de pérdida de peso, lo que optimizará su cuerpo para un mejor crecimiento del cabello.

¿Cómo has incorporado semillas a tu dieta? ¿Tienes alguna pregunta sobre semillas? Discuta esto en la sección de comentarios a continuación.

Como PRODUCIR ESTROGENOS De Forma Natural (Diciembre 2022)


Etiquetas: comiendo un crecimiento saludable del cabello

Artículos Relacionados